2 mar. 2011

Prometeo

Soy posible en los días rojos atravesados por calambres de cansancio.
Soy posible en la madrugada atronadora de tus susurros desde la distancia.
Soy posible en el mar de ganchos de acero que me impide volar.
Soy posible en la profundidad del suelo suspendido en mi silencio.
Soy posible en el incansable espacio que nos separa.
Soy posible en la palabra.
Soy posible en la fuerza de los dientes contra los dientes.
Soy posible en el esfuerzo último que nunca se acaba.
Soy posible en el cielo cubierto de miedos por el futuro.
Soy posible en la sonrisa que se refleja bajo la sonrisa de tu mirada.
Soy posible en la oscura noche.
Soy posible en las dudas que hacen que te entren ganas.
Soy posible en el vuelo rasante sobre los límites impuestos.
Soy posible en el sonido imperfecto de la guitarra.
Y soy posible en lo imposible; quedarme bajo tu piel, dormir entre tus pestañas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario