27 feb. 2011

Detrás del tiempo

Otra vez frente a ti, como ese deseo que se vuelve humo cada vez que trato de atraparlo en un escalofrío.

Otra vieja oportunidad, otro nuevo intento de tratar de olvidar que no me olvido nunca del color de tu pelo.

Y otra vez tus ojos, y otra vez consigues encender el deseo que no deja de ladrar versos contra estas cuatro paredes que contienen todos los miedos que en una tarde estropearon con el fin, el final de mi cuento.

Se cansó tu latir, se marchitó el impulso de besarte cada vez que me duermo, se callaron las palabras, reinó el silencio mientras se durmió tu voz en la madrugada.

Y cada rincón es una nueva ocasión para robarle tu calor de verano, al frío de no verte en mi primer invierno. Y cada renglón es un nuevo resbalón que no me deja olvidar la duda sobre el sabor de tus besos.

Otra vez frente a ti, pero ya no te veo. Sin resolver se quedaron mis ganas, callado se quedó tu silencio.

(25 noviembre, 2006)

No hay comentarios:

Publicar un comentario