20 ene. 2011

Mientras se ahoga febrero


No hay mejor sonido que el de un te quiero,
ni mejor tacto que el mis dedos entre tu pelo.
El mejor olor, el latido de la piel sobre tu cuello,
el mejor sabor, tus labios entre mis besos.

(26-02-2006)

-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·-·

Besos entre dos bocas tímidas de su propia timidez, besos mientras una canción tras otra terminan en besos roncos y acalorados. Besos por besos locos, besos de veneno rojo. Besos abiertos cuando sólo cierras los ojos, besos contra tu piel, besos de amor, besos olvidados entre el polvo de los escombros.

Besos entre tu cuerpo y mis manos, besos que se desean, que piden, claman y al final se abandonan en la frontera de los labios tatuados de besos. Besos que siguen a besos, besos de un lugar, besos de un grito, besos de un invierno. Besos que en silencio se gritan las ganas de destruirse entre más besos. Besos por besar, todos los besos que te debo.

Y al final llegó el final, y yo me quedé con tu latido entre mis dedos. Y al final llegó el final, y los besos siguieron conversando, de mil historias inventadas, de mil besos más entre más besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario