23 jun. 2010

Consejo

Eres la puta del vicio original, la ambición más perturbadora perdida en el espacio entre líneas en una composición desfogada.

Eres el deber sin obligación que miente a cada regla de precisión en la belleza mortal de todo lo que firmo.

Eres la forma mutante que no deja de esconderse en el tormento de una perfección imaginaria.

Eres la rima y el verso, la palabra oportuna, el estilo vibrante. Eres el consejo adecuado, la pereza constante. Eres el fallo acertado, el acierto distante. El disparo y el sonido, eres la sangre y el contraste.

Eres el fin de las calles, el deseo inquietante, la traición tergiversada, la mirada eterna sin mirarme.

Lo eres todo, vida, pero te vuelves nada si creo tocarte.


(Edimburgo, 17/04/2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario