2 nov. 2010

:)

Me estrellaría mil veces, mil y aunque ninguna fuera suficiente, contra la fatiga de tu sonrisa. Y subiría soñando que vuelo hasta el sol para pedirle días bonitos de noviembre que alegraran tus pasos. Y me inventaría el sonido de una canción para distraer tus momentos de soledad desolada.

Me pintaría colores en la cara y con juegos malabares entre palabras te haría sonreír un minuto más. Sí, sonríe, sonríe porque es lo más bonito que nos queda para seguir recordando que no podemos rendirnos a la primera. Sonríe porque tus dientes son incluso más bonitos después de veintidós primaveras. Sonríe porque me hace feliz que te rías de mi aunque no me veas. Sonríe porque me hace muy feliz, cada rato más feliz, sonríe incluso cuando no quieras.

Y con barro de los sueños que se me mojaron bajo la lluvia levantaría pirámides de piedra en medio de un desierto de arena, sólo para verte sonreír, sólo para saber que sólo por pensarlo merece la incluso la pena.

Y sin miedo le arrancaría los dientes al imposible delito de no querer hacerte reír por un segundo. Y aunque no fuera nunca más un impar sentido, y aunque fuera complicado conseguirlo, te haría reír, sólo por verte reír y pensar que te lo has merecido.


1 comentario:

  1. es precioso...despues de esto sonreire siempre que tu quieras!

    ResponderEliminar